Noticias de Puerto Vallarta

Sergio “N” se dice arrepentido de haber arrojado a Scooby al cazo

79

El abogado de Sergio “N” pidió una fianza para que el ex elemento de la Policía pudiera salir en libertad; sin embargo, la jueza le negó dicha petición argumentando que era un peligro tanto para la sociedad como para los animales. Ante la decisión, el acusado bajó la mirada y lloró, señalándose arrepentido.

El caso de maltrato animal ocurrido en Tecamac sigue dando de qué hablar y es que Sergio ‘N’ fue vinculado a proceso por el delito de arrojar al perro Scooby a un cazo con aceite hirviendo. Durante la audiencia, Sergio ‘N’ mostró emociones encontradas, con lágrimas en sus ojos y una expresión de arrepentimiento en su rostro.

El abogado defensor de Sergio ‘N’ solicitó una fianza para que su cliente pudiera ser liberado mientras continúa el proceso judicial. Sin embargo, la jueza del caso, en una decisión contundente, denegó la petición, argumentando que los actos cometidos por Sergio ‘N’ eran despreciables y no merecían consideración alguna.

La negación de la fianza afectó profundamente a Sergio ‘N’, quien bajó la mirada y continuó llorando. En ese momento, confesó a su abogado que realmente se arrepentía de sus acciones y comprendía las consecuencias legales que enfrentaría.

El agente del Ministerio Público, consciente de la gravedad del caso, solicitó a la jueza la imposición de la medida cautelar de prisión justificada contra Sergio ‘N’. Argumentó que su liberación podría poner en peligro a Óscar, el dueño de la carnicería y testigo de los hechos, con quien Sergio ‘N’ había tenido un altercado previo. Además, existía el temor de que Sergio ‘N’ intentara evadir nuevamente la justicia, como lo hizo tras los incidentes del domingo pasado, cuando se refugió en un domicilio en la colonia Culhuacán, en la alcaldía de Coyoacán, Ciudad de México, hasta ser detenido el martes.

El representante legal de Sergio ‘N’ consideró excesiva la solicitud de prisión justificada y solicitó a la jueza que le impusiera una fianza y una firma periódica como condiciones para su liberación. Sin embargo, la jueza expresó su indignación ante los actos cometidos por Sergio ‘N’ y declaró que no merecía ninguna consideración. Con determinación, decidió imponer la medida de prisión preventiva justificada mientras dure el proceso, argumentando que Sergio ‘N’ representa un peligro tanto para la sociedad como para los animales.

Sergio ‘N’, vestido con una playera blanca y pantalón de mezclilla azul, bajó la mirada y continuó llorando al escuchar la decisión de la jueza. Al finalizar la audiencia, su abogado, Saúl Cruz, manifestó su desacuerdo con la determinación de la jueza, considerando que no era la adecuada. Además, reveló que Sergio ‘N’ le confesó su arrepentimiento por lo ocurrido y su plena conciencia de las consecuencias legales que le esperan.

Compartir.