Noticiero Digital de Puerto Vallarta

Profeco dice “adiós” a estos refrescos por engañar a los consumidores

265

Tras analizar más de 40 refrescos, la Profeco dio a conocer que algunos refrescos tan populares como Jarritos, no cumplen con lo que prometen o no informan correctamente sobre el contenido de su producto.

El titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), Ricardo Sheffield, dio a conocer en su edición de mayo de la Revista del Consumidor, un estudio de calidad de refrescos, donde 46 refrescos fueron analizados por el “Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor”.

En este análisis, la Profeco señaló que varios refrescos “reprobaron” las pruebas por: incumplir en el contenido neto del producto, como el caso de la popular bebida de JUMEX “Naranjada Frutzzo”; información comercial engañosa, donde se identificó a la marca Jarritos por su leyenda “¡Qué buenos son!”, y a Ameyal de Mundet, pues marca que o tiene frutas, pero en su presentación se aprecia una fresa y un kiwi.

Otras marcas como Barrilitos, Chaparritas y Señorial han sido identificados por los azúcares añadidos, en algunos casos por indicar que tiene fructosa cuando en realidad contienen jarabe de alta fructosa.

Después de la evaluación, el laboratorio de la Profeco detectó irregularidades en el cumplimiento de las normas aplicables a estas bebidas, por lo que los refrescos en cuestión se retirarán del mercado hasta que se corrijan las faltas.

Entre los refrescos que se retirarán se encuentran Sidral Aga, Jarritos, Kas naranja, Free life, Lacroix y Sisi, ya que no cumplieron con los estándares requeridos en sus etiquetas. Tres refrescos también declararon una cantidad menor de contenido en sus envases y sobrepasaron la tolerancia permitida por la normatividad.

En cuanto a los refrescos de cola, como Coca Cola y Pepsi Cola, Sheffield explicó que no contienen conservadores, ya que su alto nivel de acidez elimina la necesidad de conservadores, pues mata cualquier bacteria que pueda estar presente en el producto.

Además, Sheffield señaló que consumir refrescos no es saludable y menos para los niños, puesto que el consumo excesivo puede tener efectos negativos en la salud, y los edulcorantes que contienen no son recomendables para los niños. En su lugar, recomendó prepararles agua de limón o agua natural, ya que darles refrescos se considera irresponsable.

Compartir.