Guerrero: casan a una niña por dinero; suegro intenta violarla y ella termina en la cárcel

1,130

El esposo de la menor se fue a trabajar a Estados Unidos, momento que fue aprovechado por el suegro para intentar violarla bajo el argumento de que había pagado por ella.

Tlapa y Chilpancingo, Guerrero. Nuevamente un caso de matrimonio forzado se llevó a cabo en Cochoapa el Grande en el estado de Guerrero donde una adolescente y sus tres hermanas menores surgieron graves violaciones a sus derechos humanos, luego de que decidiera huir de casa de su esposo.

Las agresiones quedaron en evidencia luego de ser detenidas por la Policía Comunitaria de Dos Ríos como una medida de presión para que sus padres devolvieran la cantidad de dinero que obtuvieron por parte de los suegros de la menor, luego de que decidiera huir debido a los intentos de abuso por parte de su suegro.

La menor de 15 años de edad estuvo detenida durante 11 días en la cárcel de la Policía Comunitaria de Dos Ríos a petición del suegro quien reclamaba la devolución del dinero que pagó por ella cuando se casó con su hijo. El suegro pedía la cantidad de 120 mil pesos. La adolescente fue puesta en libertad ayer por la noche.

Angélica fue detenida luego de que hiciera una denuncia en contra del suegro, ya que aseguraba que se salió de la casa de los padres de su esposo porque su suegro intentó abusar de ella en cuatro ocasiones bajo el argumento de que había pagado por ella.

La menor buscó protección en casa de su abuela, Petra Aguilar Nava, de 70 años de edad, misma que fue encarcelada por aceptar a su nieta en su casa y brindarle protección. Después de encarcelar a su abuela, la policía comunitaria llegó por la menor.

La madre de la menor también resultó agredida por parte de la policía comunitaria, luego de llevar a la cárcel alimentos para Angélica. La agresión fue propiciada por el comandante de la policía, quien provoco a doña Concepción Ventura Aguilar un aborto, mismo que fue atendido en el hospital de Ometepec.

Este domingo, a las 7 de la noche, Angélica fue liberada y junto a su familia, su abuela, papá, tía y sus tres hermanitas fueron para Ometepec con el Secretario de Asuntos Indígenas del Gobierno del estado.

Los coordinadores de la Policía Comunitaria de Dos Ríos que tenían encarcelada a la menor por la devolución del dinero que se pagó cuando la casaron son Paulino Hernández Martínez, Carlos Martínez Cano, y Daniel Alberto Jacinto.

El Secretario de Asuntos Indígenas y Afromexicano (SAIA), Javier Rojas Benito, y de la Comisión de Derechos Humanos de Guerrero (Codehum) empezaron a mediar en el problema, igual que el Alcalde Bernardo Ponce García, que informaron que acudirán al poblado para atender la situación de violación a los derechos humanos de las mujeres na savi.

Activistas, colectivos y demás organizaciones de derechos humanos tanto estatales como nacionales denunciaron la tolerancia que existe en el Estado de Guerrero sobre los matrimonios forzados, mismos que abonan a fortalecer la impunidad e indiferencia por las autoridades de todos los niveles de gobierno.

Compartir.