Congelará banca cobros hasta cuatro meses por la pandemia del coronavirus

191

 Por las dificultades que habrá para cumplir con créditos se darán diferimientos de pago de capital e intereses, plantea la Asociación de Bancos; Banorte, el primero en definir su plan. 

 

Los bancos que operan en México se anticiparon al impacto económico que tendrá la pandemia del coronavirus, por lo que la Asociación de Bancos de México (ABM) alista una serie de medidas en apoyo a sus clientes.

En un documento enviado al presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, Juan Pablo Graf Noriega, la ABM señala que entre las medidas se encuentran diferir de entre dos hasta cuatro meses el pago de los créditos que algunos clientes se vean imposibilitados de realizar.

Esto por el impacto económico negativo debido a las medidas que se están tomando para evitar la propagación del coronavirus en casi todas las industrias con el cierre de negocios, suspensión de operaciones en plantas de manufactura y disminución de viajes tanto nacionales como internacionales, entre otras acciones.

“Es inminente que se presentarán dificultades para que las empresas y las personas puedan cumplir puntualmente con sus compromisos crediticios”, aseveró la ABM.

Por ello el gremio otorgará el diferimiento parcial o total de pagos de capital e intereses hasta por cuatro meses con posibilidad de extenderlo a dos meses adicionales, para que los bancos puedan optar por hasta seis meses de la manera que les sea más conveniente en cada producto o cliente. Los saldos se podrán congelar sin cargo de intereses.

Además podrán aplicar la facilidad para cualquier modificación a los contratos de crédito que implique un cambio en el perfil de riesgo del acreditado o de la operación y que no impliquen un diferimiento parcial o total de capital e intereses mayor a cuatro meses con posibilidad de dos meses adicionales.

En este sentido, detalló que el programa de apoyo a los clientes que propusieron las instituciones de crédito al organismo regulador contempla los créditos a personas físicas, como los de construcción de vivienda, individuales con garantía hipotecaria, automotriz, personales, de nómina, tarjeta de crédito y microcréditos.

Para las empresas o personas físicas con actividad empresarial en sus diferentes modalidades se ofrecerán opciones respecto a la totalidad del monto exigible, esto dependiendo el crédito y el acreditado.

Mientras que, tratándose de créditos agropecuarios, las instituciones de crédito se adhieren en el ámbito de su competencia al Programa Permanente de Apoyo a las Zonas Afectadas por Desastres Naturales del FIRA, el cual contempla la utilización de prórrogas, recalendarizaciones, reestructuraciones, consolidación de adeudos y asistencia técnica hasta por seis meses en los municipios declarados como zona de desastre.

Compartir.