Encarcelar a los padres no es la solución al maltrato infantil, afirman especialistas

91

Más que meter a la cárcel a los padres que castigan o golpean a sus hijos como lo establece la conocida como Ley Anti Chancla, el estado debe ayudarlos con terapias y herramientas que les permitan manejar sus emociones y disciplinar de manera firme y suave, afirmó la jefa del Departamento de Psicología Aplicada del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Norma Ruvalcaba.

“La educación en términos de ¿cómo hago? para no tener que llegar yo a esos niveles del descontrol de la emoción, y muy especialmente cuando se trata de nuestros niños y niñas, asumiendo que los golpes físicos no nada más dejan una huella en la piel sino en lo que podría ser su vida afectiva, que es mucho más fácil construir niños fuertes que reparar adultos rotos.”

La especialista advirtió que maltratar a un niño no debería siquiera ser una opción, ni siquiera mencionar el término innecesario como lo hace la Ley Anti Chancla porque es algo que se debe erradicar de cualquier concepto de educación hacia los menores.

Norma Ruvalcaba cuestiona si el estado tiene condiciones entonces de albergar a los niños cuyos padres pudieran ser llevados a la cárcel debido a la aplicación de esta Ley, porque de otro modo de nueva cuenta serían violadas las garantías de los menores.

La académica de la Universidad de Guadalajara recomendó que los padres entiendan que la crianza nada tiene que ver con los golpes, ayudarles a manejar sus emociones negativas, a controlar los impulsos y romper el círculo de la violencia.

Explicó que mientras más pequeños enseñemos límites a los niños, pero de manera amorosa, será más efectivo, porque sí es necesaria la disciplina y corregir cuando hay una conducta inapropiada, pero siempre con cariño porque ello genera adultos más estables y felices.

HAREMY REYES

Compartir.