En Puerto Vallarta hay 100 unidades de transporte que no se utilizan

201

¿Cómo no van a elevarse los contagios de covid en Vallarta, si también, no existe el subsidio que corresponde para más transporte público?

Hoy en la rueda de prensa semanal, que otorgó el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, se tocó el tema del transporte público, donde se encontró presente el titular de la Secretaría de Transporte en Jalisco, Diego Monraz Villaseñor.

Pese a aglomeraciones y poco transporte público en Puerto Vallarta, se puede observar que hay distintos sitios y horarios donde se ve como empiezan a reunirse las personas poco a poco, donde el camión, puede llegar a tardar hasta 45 minutos una tarde con 35° bajo el sol, y sin aire acondicionado.

Diego Monraz Villaseñor, externó que “En Puerto Vallarta, como en Ciudad Guzmán, Tepatitlán y en el Área Metropolitana de Guadalajara,  en los picos más bajos de demanda del transporte público, sí hubo ajustes en los mismos, ya que hubiera sido insostenible su modelo financiero, sin embargo, hoy en día está funcionando al 100%. Es probable que más bien, no es por el tema de covid, si no, porque algunas unidades pudieron haber tenido  alguna falla”.

En Puerto Vallarta, la cantidad que existe de unidades de transporte público son 355, sin embargo, solamente están en ruta 255. Los 100 camiones restantes que están varados, no pueden gestionarse para la circulación debido a que no hay suficiente subsidio para mantener las unidades.

El presidente de Unibus PV, Luis Alberto Romero, comentó que por camión, se les brindan 400 mil pesos diarios, que al mes equivaldría a 12 millones, por lo que no se puede efectuar el servicio debido a que podrían perder todo y quedar en quiebra, por la falta de dinero. “Si yo meto 50 camiones más, en 3 meses estoy en banca rota“, comentó el titular, Luis Romero.

Sin embargo, con el regreso a clases este próximo 10 de agosto, hay una posibilidad en donde estudiantes y trabajadores puedan levantar las ganancias un 30% diario. Sin embargo, no debemos de bajar la guardia con el tema del uso de cubrebocas y cuidarse lo mejor posible, ante un sistema que no entrega seguridad, ni prevención en los sistemas urbanos. 

 

Compartir.