Noticias de Puerto Vallarta

El misterio sobre el cantante que Ovidio Guzmán mandó a matar

4,304

Fue el Departamento de Estado de EEUU quien dio detalles sobre un supuesto cantante asesinado por el hijo de “El Chapo” tras negarse a cantar en su boda.

Luego de que el Departamento de Estado de EU publicó los póster de “Se busca” de los hijos de  Joaquín “El Chapo” Guzmán y una nueva orden ejecutiva de Washington, emitida el miércoles, ofrece 5 millones de dólares por la detención de cada uno de cuatro hijos de Guzmán, como parte de su estrategia contra actores internacionales del narcotráfico, dio a conocer un par de detalles.

Por ejemplo, se menciona que Ovidio Guzmán López “ha ordenado los asesinatos de informantes, un narcotraficante y un popular cantante mexicano que se había negado a cantar en su boda”.

Aunque las autoridades de EU no dieron a conocer si el cantante al que se refieren murió, o su identidad o la fecha de la boda de Ovidio Guzmán. Sin embargo, se sabe que diversos famosos han sido asesinados, presuntamente por narcotraficantes.

El asesinato de Valentín Elizalde

Por ejemplo, uno de los casos más sonados es el crimen del cantante de regional mexicano, Valentín Elizalde.

El llamado “Gallo de Oro” gozaba del mejor momento en su carrera. El 25 de noviembre de 2006, Valentín Elizalde fue asesinado en su camioneta al terminar una presentación en Reynosa, Tamaulipas.

La carrera del cantante se encontraba en lo más alto de popularidad, cuando 70 balas de alto calibre apagaron su camino en la fama. Junto al Vale también murieron el chofer y su representante.

Sobre la muerte de Valentín Elizalde siempre se ha dicho que fue a manos del narcotráfico, pero la versión nunca fue confirmada.

Sergio Vega, “El Shaka”

Sergio Vega, conocido como “El Shaka”, comenzó a ser popular en México con el grupo “Los Reyes del Norte”. El cantante tenía temas de los llamados “narcocorridos”, las canciones de los narcotraficantes.

“El Shaka” fue asesinado el sábado, 26 de junio de 2010, por varios sicarios que le dispararon en varias ocasiones mientras conducía por la carretera México 15, casi llegando a la caseta de cobro de San Miguel en Los Mochis, Sinaloa.

Un día antes, Sergio Vega le dijo a la prensa que aumentaría la seguridad en sus presentaciones, pero desmintió haber surido un atentado.

Sergio Gómez, vocalista de K-Paz de la Sierra

Otro de los asesinatos de cantantes atribuidos a narcos, fue el de Sergio Gómez, vocalista de K-Paz de la Sierra. 

El grupo, que cantaba estilo “duranguense”, estuvo de moda un par de años y realizaban giras por Estados Unidos y México. En una de las giras en que K-Paz acudió a Michoacán, Sergio Gómez y otras dos personas fueron secuestradas cuando se dirigían a Puerto Vallarta.

Las dos personas que iban con el cantante fueron liberados, pero el 3 de diciembre de 2007 al mediodía, el cuerpo de Sergio Gómez fue encontrado al noreste de Morelia, Michoacán.

Algunas teorías señalan a “La Familia Michoacana”, ya que su miembro Nazario Moreno González, había amenazado a la agrupación por haberse presentado en un show de “Los Zetas”, grupo delictivo rival.

Otra versión dice que fue por una mujer con la que Serio Gómez mantenía una relación y por eso, miembros del cártel quemaron los genitales del músico.

El Pirulí, Víctor Yturbe

Pero quizá el primer crimen de un cantante a manos del narcotráfico fue el Víctor Yturbe, El Pirulí, que quedó impune y sin aclaración.

En el cenit de su carrera como cantante, la medianoche del domingo 29 de noviembre de 1987, el cantante Víctor Yturbe, “El Pirulí”, fue asesinado a las puertas de su residencia por tres personas, quienes de forma sorpresiva le dispararon a quemarropa.

El crimen cometido contra el intérprete de “Verónica” quedó impune y sin aclaración, y fue considerado por la policía como una consecuencia de presuntos nexos con el narcotráfico.

Las versiones oficiales arrojadas por la investigación señalaron que ese día el cantante se encontraba en su residencia en el municipio de Atizapán de Zaragoza, Estado de México, descansando y viendo la televisión y al escuchar que tocaban la puerta se apresuró a abrir. Sabía que su hija Lucy había salido a la calle sin sus llaves.

El intérprete vio a tres individuos, quienes sin emitir palabra alguna le dispararon a quemarropa.

El Pirulí estaba acompañado por su esposa, quien dormía en su alcoba; su hijo, por su parte, estudiaba en su recámara. Ambos, al escuchar las detonaciones, bajaron apresuradamente a la sala, donde encontraron al cantante desangrándose sobre un sillón.

La Procuraduría siguió tres pistas sobre el móvil del crimen: la primera, que Víctor sostenía relaciones sentimentales con la mujer de un narcotraficante.

La segunda pista se centró sobre una supuesta y millonaria deuda por la adquisición de grandes extensiones de terreno en Puerto Vallarta. La tercera, sus presuntos nexos y deudas con el narcotráfico.

FUENTE: MILENIO

Compartir.