Narcocultura alcanza a niños en Halloween, los disfrazan de sicarios

400

Pese a la crisis de seguridad que hay en el país, potencializado por los grupos de la delincuencia organizada, la noche de Halloween para muchos en México se convirtió en un motivo de disfraz.

Algunos padres de familia decidieron vestir para la Noche de Brujas a sus hijos al mero estilo de la narcocultura: con camisas abotonadas, joyas llamativas, botas y pistola, y hasta acompañados de la simulación de un cuerpo “embolsado”, como todo un sicario.

Las imágenes provienen del estado de Sinaloa y ya recorren las redes sociales.

En estas, también llama la atención que uno de los niños fue disfrazado como Ovidio Guzmán, hijo del capo “El Chapo” Guzmán, en la redada a su vivienda en Sinaloa en el octubre pasado. Al pequeño le pintaron hasta barba, lo vistieron con camisa blanca y escapularios.

Compartir.