Noticias de Puerto Vallarta

Abuelita asalta banco a mano armada en Estados Unidos

86

Ann Mayers, una mujer de 74 años sin antecedentes policiales, enfrenta cargos por el robo a mano armada de un banco cooperativo en Ohio. Sus familiares señalan que fue engañada por unos estafadores.

Ann Mayers, una mujer de 74 años sin historial delictivo previo, se encuentra en el centro de una situación legal delicada tras ser acusada de robo agravado con uso de arma y manipulación de pruebas. El incidente ocurrió la semana pasada en Fairfield Township, al norte de Cincinnati, donde Mayers supuestamente perpetró un robo a mano armada en un banco cooperativo.

La acusada, quien está detenida con una fianza de 100 mil dólares, se enfrenta a una comparecencia inicial sin el respaldo legal de un abogado, según indican los documentos del caso. La intervención policial tuvo lugar poco después del suceso, cuando los agentes arrestaron a Mayers en su domicilio en Hamilton. En el registro de su vehículo, se encontró un revólver que se presume fue utilizado en el acto delictivo, según fuentes del departamento de policía de Fairfield, quienes informaron sobre el incidente a través de un comunicado en Facebook.

Sin embargo, nuevos detalles han surgido en el caso, sugiriendo que Mayers pudo haber sido víctima de una estafa en línea. De acuerdo con sus familiares, la anciana habría enviado dinero a un individuo no identificado en un intento por resolver problemas financieros. Esta revelación, informada por el diario Columbus Dispatch, plantea una nueva perspectiva sobre el caso, sugiriendo que Mayers pudo haber actuado impulsada por circunstancias desesperadas y no por intención criminal.

El sargento Brandon McCroskey, quien está involucrado en la investigación, comentó al diario que, aunque el comportamiento de Mayers es cuestionable, podría considerarse también como una víctima en este contexto. Según los testimonios recabados, Mayers habría mencionado la idea de robar bancos en conversaciones previas al incidente, pero sus familiares no tomaron sus palabras en serio.

La situación de Ann Mayers es, según McCroskey, “muy triste y desafortunada”, especialmente si se confirma que fue manipulada por estafadores en línea.

Compartir.